Obama, Cuba, Gross, los CINCO y la manipulación evidente.

Por Ramón Bernal Godoy.

No voy a referirme a la felicidad que inunda los corazones de la mayoría de los cubanos, incluso de los que no radican en nuestra hermosa isla, por el regreso de tres hombres que en muestra de desprendimiento personal sacrificaron sus vidas por descubrir y alertar sobre los planes terroristas que la ultraderecha cubanoamericana -odiosa y odiada- fraguaba contra su país de origen.

Hablaré de cómo los contrarrevolucionarios cubanos, la derecha añeja de Miami y CNN han demostrado porque son considerados unos “desconectados” de la realidad y el pueblo cubano, porque se les ha llamado “provocadores” e “insensatos oportunistas”.

Comencemos por la autodenominada “luchadora pacifista” Yoani Sánchez quien cataloga a Alan Gross como “un anzuelo que finalmente EE.UU mordió” y lamenta la liberación de los “espías cubanos”, a pesar de que ello signifique un paso cardinal en la posible normalización de las relaciones entre ambos países y el fin de años de bloqueo y hostigamiento sobre su país. Obviamente, esto era de esperar, pues a Yoani más que su pueblo le interesan sus bolsillos y su núcleo familiar, cuales si bien no correrían riesgo por los grandes recursos que ya ha recibido sí se verían afectados en un plano futuro pues cualquier “normalización” disminuiría o suspendería sus jugosos “contratos”.

La mucho menos preparada y grosera Berta Soler, enseguida gritó que se trataba de “una traición de Obama” y un duro golpe “a las aspiraciones de libertad del pueblo cubano”, lo que entre líneas querría decir “un duro golpe a sus aspiraciones personales, a la continuidad de sus robos y abusos y a la imagen que ha tratado de construir tomándose foto con cuanto ser humano “vestido de traje” hable mal de Cuba.

Sin embargo, peor que estas sandeces a las que nos tienen acostumbrados estos “personajes” es el rol que ha jugado la cadena CNN en español. Para CNN un experto a consultar y reconsultar cada 10 o 15 minutos sobre el tema es el “señor” Carlos Alberto Montaner, quien con la lógica de un agente CIA y un “experto político” bien pagado por los centros de poder de las extremas derechas (cubana, venezolana, colombiana) no se cansa de repetir que Gross era un inocente detenido en la isla por intentar distribuir unas computadoras y celulares en la comunidad judía, todo lo supuestamente contrario a los presuntos “espías asesinos de Castro”.

Molesta muchísimo que CNN intoxique y desinforme a través de este sujeto a la opinión pública internacional, como si nadie le conociera, o como si nadie unos meses atrás hubiese leído las denuncias de AP en las que se dejaban bien claro las intenciones subversivas y desestabilizadoras de la USAID y el reclutamiento de “personal especializado” para llevarlas a cabo, entre los que se encontraba Gross, como si nadie hubiese seguido el proceso de denuncia internacional que ha acompañado la manipulación del caso de los cinco y el como nunca se pudo probar culpabilidad alguna en los cargos de espionaje, intento de asesinato, conspiración para asesinar y otros “absurdos” de los que les acusó la esquizofrénica mafia de Miami, digo, la fiscalía.

Pero CNN no termina ahí (Montaner tampoco), sus reportajes en Miami no abandonan el Café Versailles y los “entrevistados” aparentemente no descienden la barrera de los 60 años, lo que opinan es fácil de imaginar y con ello el retraso político de CNN y otros medios que van contra la corriente de un mundo cansado de tanto desigualdad y mentira.

El mundo ha cambiado, y las relaciones CUBA- EE.UU posiblemente también, por lo que si CNN y compañía desean mantener algún que otro resto de credibilidad que puedan quedar en sus reportajes, deberán afiliarse a los nuevos tiempos y asumir una visión estratégica más real, más honesta y más acorde con la forma de pensar de la mayoría de los ciudadanos estadounidenses y cubanos, olvidándose de los intereses empresariales para cumplir con su verdadera función social, informar.

“Hoy Estados Unidos está rompiendo con las cadenas del pasado”, dijo el presidente Barack Obama, aplausos para él sea cual sea su verdadera intención, pero ojala sea su afirmación realmente cierta y ojala lo entiendan así sus asalariados y los medios de comunicación que les privilegian, solo así podremos verdaderamente ir adelante.

Anuncios

5 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s